Un aro de silicona frena los partos prematuros

5 Abr, 2012

Un aro de silicona frena los partos prematuros

El aparato, que cuesta 38 euros, evita las complicaciones al nacer de los recién nacidos con excesivo bajo peso.

El Hospital de Vall d’Hebron, en Barcelona, ha realizado un estudio clínico que ha permitido reducir en un 75% el riesgo de parto prematuro de las 380 mujeres que han participado en él. Se trata de un aro de silicona de siete centímetros de diámetro, que se introduce, doblado, en el útero de las embarazadas con riesgo de parto prematuro. Al desplegarse, el aro sujeta en su interior el cuello de la matriz, lo que impide la eventual salida de la cabeza del feto que hubiera intentado nacer antes de tiempo.


Elena Carreras, coordinadora del estudio y responsable de la unidad de Medicina Maternofetal de Vall d’Hebron, explica que se trata de un método muy accesible y fácil de reproducir. Las mujeres analizadas tenían en común un tramo de cuello cervical excesivamente corto, una anomalía morfológica que está comprobado que es la principal causa de partos prematuros. Esa peculiaridad cervical se puede detectar en la ecografía vaginal que se hace a las mujeres embarazadas en la semana 20 de gestación.


“Por primera vez hemos conseguido reducir en un 75% los nacimientos antes de tiempo – explicó Carreras -. Esos partos, siempre de bajo peso, son la primera causa de muerte en el primer mes de vida”. De hecho, aunque la tecnología actual permita que muchos bebés prematuros sobrevivan, hay riesgo de que sufran alteraciones graves durante las primeras semanas de vida, como secuelas en el desarrollo neuropsicológico. Con el freno a este tipo de partos, todo ello se solucionaría.




Deja una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.